No corren malos tiempos para la lírica si te sobra un minuto.